Cada judío se pregunta: ¿Qué puedo hacer para ayudar?

El poder de una mitzvadescarga (1).jpg

Estas líneas, han sido escritas el año pasado previo a la “Operación Margen Protector”; consideramos que son más que vigentes en la actualidad, ya que nuestros hermanos en Israel están hoy por hoy recibiendo terribles ataques persona a persona en todo el país.

Aún hoy nos podemos preguntar. ¿Qué puedo hacer para ayudar?

¿Hay algo que podamos hacer? La mayoría de nosotros estamos a cientos o miles de kilómetros de distancia, en nuestras propias comunidades. Sin embargo, nuestro ser grita:¿Qué podemos hacer?

El Rebe de Lubavitch, Rabí Menajem M. Schneerson, nos enseñó que sí, hay algo que podamos hacer. El Rebe nos enseñó el poder de una mitzvá.

Una mitzvá, un mandamiento divino, tiene el poder de tocar las fibras más profundas de nuestro ser, donde todos somos uno, y la distancia física entre nosotros no tiene ninguna relevancia. En este núcleo, un acto positivo de nuestra parte le ayudará a traer la salvación a un hermano o hermana en peligro.

Durante los conflictos del pasado en la Tierra de Israel, y en tiempos de peligro para el pueblo judío, el Rebe, sugirió la práctica de ciertas mitzvot que provocarían bendiciones y la protección de Di-s.

¡No subestimemos el poder del Bien! Con una sola buena acción de nuestra parte, aquí y ahora, cada uno de nosotros podemos contribuir a la victoria y la seguridad de nuestros hermanos en Israel.

Tome un minuto para hacer una o más de los siguientes acciones. ¡Usted puede hacer la diferencia!

Estudio de la Torá: Sumese a un curso de Torá, parashat HaShavua, Tania, Cabalá, etc. en el Beit Jabad. (www.bjzn.org)

Diga una oración por la seguridad de los soldados de las Fuerzas Armadas de Israel y para todos los habitantes de Israel (sugerencia: Salmos 20, 22, 69 y 150 se dice tradicionalmente en tiempos difíciles).

Caridad y actos de bondad: Poner una moneda en una alcancía de caridad, dar ayuda a alguien en necesidad o a una causa benéfica.

Año de Hakhel: Este es un año más que propicio para reunirse, estudiar, mostrar fuerza, y mancomunión, en el estudio y en las mitzvot. Consultanos y organizamoslo juntos.

Tefilín: Si ya pones tefilín todos los días, convence a un amigo que lo haga. Si todavía no lo haces ¡ahora es un buen momento para empezar! En nuestra pagina web pueden encontrar más detalles.

Mezuzá: Si aún no tienes mezuzot, consigue una para cada puerta de tu casa. Si ya tienen mezuzot, puede ser el momento para revisar que las palabras en el pergamino no se hayan desvanecido.