Lag Bahomer: Una historia de Sabiduría y Fortaleza

 

Rabi Shimon Bar Iojai (Rashbi), fue uno de los más grandes sabios del pueblo judío. Era alumno de Rabi Akiva y vivió en la época de las persecuciones romanas. Incluso entre los más grandes de nuestro pueblo, fue ampliamente reconocido como excepcional en piedad y santidad. Su mérito fue suficiente para proteger a toda su generación.

Cuando fue decretado por los romanos que Rabí Shimon sea condenado a muerte por sus declaraciones contra el gobierno, pasó a la clandestinidad junto con su hijo Elazar. Ellos se escondieron en una cueva durante 12 años, pasando todo su tiempo estudiando Torá. Cuando, por fin, la pena de muerte expiró y salieron de la cueva, se había elevado a tales alturas de santidad y comprensión divina que veía el mundo desde una perspectiva diferente de la persona promedio. Aunque Rabi Shimon era genial antes de su ocultamiento, cuando salió de la cueva era más grande aun. Antes de su estancia en la cueva podía responder a todas las preguntas de su suegro, Rabí Pinjas ben Yair, con 12 respuestas, luego de los 12 años de estudio, podía suministrar 24 respuestas.

Rabi Shimon Bar Iojai compuso muchos volúmenes de comentarios de la Torá, pero es probablemente más conocido por el Zohar, que es la obra fundamental de la Cábala. De acuerdo con los deseos de Rabí Shimón, el aniversario de su muerte, que es el día 33 del Omer, está marcado por grandes celebraciones, especialmente en el lugar de su tumba en Merón en el norte de Israel, donde multitudes se reúnen desde todas las partes del mundo. 


Hay testimonios de 1522 que relatan, y prueban que en la antigüedad y la continuidad se mantienen estas costumbres, “… El día quince de Iyar una gran caravana se formó en Meron, más de mil almas estaban allí,   muchos vinieron de Damasco con sus esposas e hijos, y la mayoría de la comunidad de Safed, y toda la comunidad de Levukim, que es un pueblo cerca de la cueva donde Rashbi y su hijo estaban escondidos… y pasamos dos días y dos noches [coincidiendo con Lag Baomer] celebración y regocijo”.